Entidad 3D :: Creación de juegos en 3D sin programar

Foro de Entidad 3D
 
PortalÍndiceBuscarMiembrosGrupos de UsuariosFAQChatAnalisisRegistrarseConectarse
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Visita el sitio oficial de Entidad 3D para descargar la última versión!
Si encuentras un bug en la útlima versión de Entidad 3D, comunícaselo directamente al autor de Entidad 3D, Jordi Perez via correo electronico. Si no estás seguro si es un bug o no, consúltalo con la gente del foro!
Si eres un usuario nuevo preséntate en el subforo de saludos y despedidas para asegurar tu cuenta! (Los usuarios que tengan 0 mensajes pasados los primeros 10 días de creada su cuenta serán eliminados como política de limpieza del foro)

Comparte | 
 

 Capítulo 2 - Pérdida

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
HomoViator
Principiante
Principiante
avatar

Último Juego : Anormal Crossing
Sexo : Masculino
Mensajes : 114
Edad : 23
Localización : Sevilla

MensajeTema: Capítulo 2 - Pérdida   Lun Dic 24, 2012 1:14 am

El sonido de los pájaros canturreando en el árbol frente a su ventana lo despertó.
Había amanecido y al parecer él no había llegado aún.
No convencido del todo, se puso en pie y cruzó el lujoso pasillo hasta la habitación de su padre, quien al abrir la puerta, no estaba.
Loy se apoyó en el marco de la puerta y se quedó contemplando la habitación.

Una cama grande con sábanas de la más exquisita calidad, paredes color madera de roble, un armario que ocupaba toda la pared frente a la cama y, colgados de las puertas de dicho armario, una gran cantidad de dibujos de Loy cuando era pequeño.
Habían pasado tantos años desde entonces. Pero la infancia se va y da paso a la dura y monótona madurez.
19 abriles.

Por suerte o por desgracia, se bastaba él solo para vivir pues Ronald le había enseñado todo lo que sabía desde que era un renacuajo.
Aún preocupado por la tardanza de su padre, Loy fue a ducharse, se vistió y se preparó el desayuno (a base de carne aprovechando que Ronald no estaba).
Pasaron así un par de horas, y no llegaba.
Normalmente, cuando Ronald salía de misión llegaba por la noche o como mucho a la mañana siguiente. Pertenecía a la Orden del Cielo, más concretamente al nivel del quinto cielo, la guardia personal de la Emperatriz.

Mientras varios pensamientos inundaban su mente con posibles acontecimientos que hubiesen podido ocurrir, a la vez que acababa su desayuno saturado de colesterol, llamaron a la puerta con tres golpes secos pero fuertes.
Loy se giró hacia la entrada. No esperaba a nadie.

Se apresuró a abrir la puerta y, cuando lo hizo, un par de hombres fuertes y grandes vestidos con armadura y ropajes azules, espada en cinto, le miraron fijamente:

-¿Loy Hedger? – Preguntaron al unísono.
-Soy yo, ¿qué desean? – Respondió un poco impactado por la sorpresa.
-Acompáñenos, la Emperatriz reclama su presencia en palacio.

¿La Emperatriz? Algo no marchaba bien.
Elisabetta Barbados era la suma Emperatriz de Arkángel, la capital más poderosa de todo el mundo. Al tener una lucha constante por impedir que la Inquisición obtuviera más poder de la cuenta y sumándole todos los problemas con capitales y ciudades vecinas, no tenía mucho tiempo para recibir a ciudadanos por lo que debía de ser algo realmente importante.

Suposiciones y probabilidades. En eso se concentraba todo su potencial mental mientras caminaba por las alegres calles de la ciudad acompañado de dos moles de músculo con armadura.
En menos de lo que Loy esperaba llegaron a palacio.
Un enorme portón se imponía frente a ellos, adornado con unas telas de tonos azulados dejando atrás un precioso jardín muy cuidado.
Cuando las puertas se abrieron, dejaron ver un enorme pasillo y al fondo, bajo una roseta que brillaba con la luz del sol, un trono bañado en oro. La Emperatriz.

Los dos guardias le hicieron señas para que siguiera adelante y Loy avanzó por el lujoso lugar.

Un suelo pulido de tonos claros que encajaba a la perfección con el color grisáceo de las paredes de piedra, con gran cantidad de detalles en relieve que lo hacían precioso e imponente a la vez.
Una hilera de columnas que seguían todo el recorrido a lo largo de la sala, desembocando en el mismo lugar donde Loy se dirigía a paso lento.

Había llegado. Estaba frente a una mujer joven vestida con elegantes ropajes y el pelo decorado con una discreta diadema plateada. Elisabetta Barbados.
La Emperatriz se limitó a mirarlo con expresión preocupada durante unos instantes, luego tomó aire:

-Ronald Hedger ha sido uno de los mejores caballeros que he tenido bajo mi mando durante muchos años. Un hombre valiente que no temía a la muerte, al cual no le importaba dar su vida para defender aquello que amaba.
Poseía fuerza y destreza, talento y corazón.
Dado que soy conocedora de tu pasado, quería darte la noticia yo misma y compartir tu pesar: a las doce de la noche del día anterior, tu padre perdió la vida.

Loy, simplemente, no supo cómo reaccionar.
Sus ojos se abrieron, dos gotas se deslizaron por sus mejillas. Parecía que todo iba a venirse abajo.
No pudo soportarlo más y cayó de rodillas al suelo, con la cabeza bajada para ocultar su dolor.
La Emperatriz se levantó de su asiento entonces y, ante la mirada ingenua de todos los guardias que había en la sala, se acercó a él, se agachó y le puso una mano en el hombro a modo de pésame.
Loy la miró extrañado.

-Tú, Loy Hedger, hijo no legítimo de Ronald Hedger, posees sus conocimientos, su talento y su corazón. Es por ello que te invito a unirte a las filas de la Orden del Cielo.

Loy apartó todo pensamiento posible en ese momento y se quedó en blanco.
Estaba sólo.
Necesitaba sobrevivir ahora que su padre no estaba y podían serle útiles todos los conocimientos que había obtenido a lo largo de su vida.
La Emperatriz le estaba ofreciendo la oportunidad de comenzar una nueva vida.

Se centró más en cómo sobrevivir que en el dolor por la muerte de un ser querido.
Su vida no había terminado aún, pues ni siquiera había comenzado.
-No hace falta que contestes de inmediato, comprendo que necesites algo de tiempo.-Se levantó y se dirigió hacia el trono-Nunca es fácil la pérdida de una vida amada.

Loy se levantó del suelo con la cabeza bajada, su rostro oscurecido:
-Acepto, majestad.

La Emperatriz se quedó mirándolo con expresión curiosa para luego indicarle con un gesto que podía retirarse.
Loy hizo una reverencia, dio la vuelta y se puso a caminar. Paró antes de llegar a las puertas de la enorme sala y a riesgo de parecer descortés, alzó la voz:

-¿Fue perdida su vida, o robada?

Los guardias de la sala se miraron entre ellos. Un ambiente de tensión se creó de repente y nadie sabía que decir.
La Emperatriz cerró los ojos para reflexionar un momento. Luego los abrió y alzó la cabeza:

-Robada.

Loy no dijo nada. Se limitó a seguir con la cabeza agachada y continuó caminando lentamente hasta cruzar las puertas de palacio.
La vida de su padre había terminado. Su propia vida acababa de comenzar.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.desahogoincomprensivo.blogspot.com
HomoViator
Principiante
Principiante
avatar

Último Juego : Anormal Crossing
Sexo : Masculino
Mensajes : 114
Edad : 23
Localización : Sevilla

MensajeTema: Re: Capítulo 2 - Pérdida   Lun Dic 24, 2012 1:15 am

Pensé que quizás querríais saber como avanzaba un poco la historia.. xD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.desahogoincomprensivo.blogspot.com
 

Capítulo 2 - Pérdida

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» Capítulo 1 De… Kawai School
» [video] One Piece -capitulo 629
» Pequeña Venganza,Y Muy Lindos Resultados {Crossover Junjou & Sekai} Capítulo 1
» (2909) Varios campos de perfil aparecen con el título y el icono en los perfiles pero no en los mensajes
» [Resuelto]Como poner una imagen al título del "Quote y Code"?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Entidad 3D :: Creación de juegos en 3D sin programar :: Off-Topic :: Temas Varios-